Turismo Madrid

Turismo Madrid. Red de castillos de la Comunidad de Madrid

Bajo esta marca turística se aúnan los esfuerzos para la promoción y difusión del patrimonio histórico de la Comunidad de Madrid a nivel nacional e internacional. La primera fase del programa "Castillos de Madrid" está compuesta por seis edificios visitables y bien conservados, fortificaciones y castillos de época señorial construídos entre los siglos XII y XVI.

La Red de Castillos de la Comunidad de Madrid ofrece una marca turística común, que aúna los esfuerzos para la promoción y difusión del patrimonio histórico de la Comunidad de Madrid a nivel nacional e internacional. Actualmente la primera fase del programa, está compuesta de seis lugares emblemáticos:

• Castillo señorial de la Coracera en San Martín de Valdeiglesias (1434)
• Castillo de los Mendoza en Manzanares el Real (1475)
• Castillo de D. Gonzalo Chacón en Arroyomolinos (1478)
• Castillo de los Baraja, en la Alameda de Osuna (1475)
• Castillo de la Orden de Santiago en Villarejo de Salvanés, (siglos XIV-XVI)
• Recinto fortificado y Castillo de Buitrago del Lozoya, (siglos XII-XIV)

Se trata de fortificaciones cristianas de los siglos XII a XIV, y las últimas fortificaciones y castillos de época señorial, ya en el tránsito de la Edad Media a la Edad Moderna (siglos XV a XVI).

Descarga aquí la Guía Castillos de Madrid

La Comunidad de Madrid cuenta con una red de castillos que permite conocer su patrimonio e historia a través de sus fortalezas, introduciéndonos de lleno en la Edad Media. Estas fortalezas que han llegado hasta nuestros días, se han convertido en hervideros de actividades turísticas y culturales, convirtiéndose en el eje de muchas de las poblaciones: rutas teatralizadas, mercados medievales, exposiciones, ciclos de cine, etc…

En nuestro recorrido irás de norte a sur y de este a oeste. Visitarás lugares como Manzanares El Real, cuyo castillo fue sede de la proclamación del estatuto de autonomía de Madrid, el castillo de Buitrago con su recinto amurallado, el de Batres entre otros muchos. Cada uno tiene su historia. ¡Acompáñanos y descubre algunos de sus secretos!

Manzanares El Real, donde se fundó la Comunidad de Madrid

En pleno Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, a las puertas de la Pedriza, se encuentra el Castillo de Manzanares el Real, el mejor conservado de toda la Comunidad de Madrid en un lugar con mucha historia, patrimonio y cultura, declarado Monumento Histórico-Artístico en 1931.

Un castillo cuya historia se remonta a la reconquista, cuando la zona estaba en pugna entre los señores segovianos y los madrileños. Tras la mediación de Alfonso X, pasa a control de la Corona y se denominó “El Real de Manzanares”. A finales del siglo XIV el Real de Manzanares pasó a manos de los Mendoza, con los que gozó de su máximo esplendor durante los dos siglos siguientes.

Manzanares no tiene un castillo, si no dos. Ambos tienen una estructura muy similar con tres torreones del mismo tamaño y uno mayor que forma la Torre del Homenaje. La diferencia entre ambos fue el objetivo por el que se construyeron, el más antiguo de carácter defensivo y el más nuevo como residencia.

Del castillo viejo (siglo XIV) quedan algunos restos protegidos a las afueras de Manzanares el Real (actualmente quedan dos muros en pie). El castillo nuevo comenzó a construirse en 1475, sobre una ermita que todavía en la actualidad se mantiene erguida.

Destaca por su galería gótica en el primer piso, considerada la más bella de España. También merecen la pena su impresionante planta, sus ventanales sobre arcos de medio punto, los adornos de las torres de estilo isabelino, las inscripciones en bajo relieve de los saeteros con el santo sepulcro de Jerusalén… Lo mejor es que lo compruebes por ti mismo con una visita.

En la actualidad aún pertenece al Duque del Infantado, quien lo cedió a la Comunidad de Madrid para su gestión. Los procesos de restauración realizados han permitido que su estado actual sea excelente.

¿Sabías qué en 1982 fue el lugar elegido para la celebración del acto de constitución de la Asamblea de Madrid?

Qué se puede hacer en el Castillo de Manzanares

En el interior del castillo se ha creado un centro de interpretación que consta de una exposición permanente de carácter didáctico, en la que se explica la historia, la construcción y la conservación actual. También nos transporta a las costumbres de la Edad Media, el momento de mayor esplendor de la fortaleza.

Dentro de la exposición permanente podrás disfrutar de tapices, pinturas, armaduras y muebles (siglos XVI-XIX) situados en zonas temáticas por el interior del castillo. Si quieres realizar una visita diferente, dispones de visitas teatralizadas, son visitas guiadas en las que te cuentan la historia y anécdotas del castillo.

La agenda del castillo está llena durante todo el año con diversas exposiciones temporales y actividades: jornadas medio-ambientales, de esgrima antigua, la muestra de cine histórico durante el verano, conciertos de música de cámara dentro del programa Clásicos en Verano o la celebración de la Constitución.

No te pierdas el Fin de Semana Medieval, en el que se realiza una retrospectiva de la edad media, con una gran variedad de actividades y un Mercado Medieval.

Más información: Guía del Castillo

Buitrago de Lozoya, la fortaleza en el río

En el norte de la Comunidad de Madrid se ubica esta fortaleza en el conjunto amurallado de Buitrago del Lozoya. Se alza sobre el río formando una auténtica fortificación con fines defensivos de la época de la Reconquista. El castillo, vinculado al conjunto amurallado, es sede de la multitud de actividades que se celebran en esta Villa de la Comunidad de Madrid. Fue declarado Monumento Nacional en 1931 y posteriormente Conjunto-Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural.

Su construcción actual se fecha entre los siglos XIV y XV, probablemente sobre los restos de una fortaleza anterior. Su estilo arquitectónico es mudéjar y su planta, casi cuadrada, tiene unos 45 metros de lado, haciendo de frontera natural con el río.

En esta fortaleza residieron importantes personajes de la monarquía castellana y española como Juana "La Beltraneja" y su madre o Felipe III.

El interior del castillo se utiliza para la organización de eventos culturales que no te puedes perder en este entorno único. Exposiciones, visitas teatralizadas, el Festival de música antigua y clásica Marqués de Santillana o una feria medieval en un espacio que se mimetiza con la atmósfera.

Más información: Buitrago del Lozoya

San Martín de Valdeiglesias, en el camino del juramento de los toros de guisando

En el suroeste de la Comunidad, en la frontera con las provincias de Toledo y Ávila, se encuentra San Martín de Valdeiglesias en la ribera del Alberche.

En 1434, Álvaro de Luna compró el Señorío de Valdeiglesias ordenando construir el castillo de la Coracera.

Su episodio más famoso es el de haber servido de residencia a Isabel La Católica al ser proclamada heredera de Castilla. El edificio dispone de una planta cuadrada, con tres torres cilíndricas en sendas esquinas y una cuarta, la torre del Homenaje, que destaca por su gran tamaño.

En el interior del edificio se encuentra la Oficina de Información Turística de San Martín de Valdeiglesias y su Comarca y otras dependencias en torno al Patio de Armas, entre las que destacan la capilla y la bodega. También existe una vinoteca que es sede del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Vinos de Madrid, en el que podrás degustar algunos de ellos.

Durante todo el año se realizan numerosas actividades. Si quieres, puedes alquilar las instalaciones para la realización de eventos y sentirte transportado a la Edad Media.

Más información: http://www.castillodelacoracera.com/turismo/

Batres, cuna de Garcilaso

En el Sur de la Comunidad de Madrid se encuentra Batres, cuyo castillo es uno de los más originales de toda la Comunidad de Madrid.

Construido en barro cocido sobre cimientos de pedernal, en los siglos XV y XVI, es uno de los castillos mejor conservados de la Comunidad, declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1970. Destacan su torre del Homenaje, de 25 metros de altura, y su balconada de forja.

En su origen, fue propiedad de los Señores de Batres, casa que guarda una curiosa historia: a finales del siglo XV, la sexta Señora de Batres, Sancha de Guzmán, fue presionada por el mismísimo Fernando El Católico para contraer matrimonio con el valeroso capitán Garcilaso de la Vega. De ese matrimonio resultó como hijo el famoso poeta.

Más información: www.batres.es

El Castillo de los Condes de Chinchón

En la Villa de Chinchón se encuentra un castillo que ha sido testigo de la historia de esta importante Villa de Madrid.

El castillo fue construido como residencia y ostentación de poder de los nuevos señores de Chinchón allá por finales del siglo XV. La fortaleza vivió una gran agitación durante su asedio en las revueltas comuneras de 1521.

El castillo posee dos cuerpos rectangulares con esquinas rematadas en torres. Entre los muros y el patio central se distribuyen las galerías. Si lo visitas, también podrás ver el foso que aún se conserva.

El Castillo de Odón

En el tranquilo pueblo de Villaviciosa de Odón se construyó, en torno a 1496, un castillo por orden de los Marqueses de Moya para proteger la línea defensiva que partía desde el valle de Amblés hasta la sierra de la Paradera. Décadas más tarde, en 1520, fue destruido por los comuneros, siendo reconstruido años después.

El recinto acogió a personajes ilustres como los Condes de Chinchón, Fernando VI o Godoy.

En la actualidad, es sede del Archivo Histórico del Ejército del Aire.

Más información: http://www.portalcultura.mde.es/cultural/fortificaciones/madrid/fortificacion_50.html

Más castillos…

A lo largo y ancho de la Comunidad de Madrid existen otra serie de castillos y fortalezas que merecen la pena. Ya sea de paso, excursión, una escapada romántica o en familia, te animamos a visitarlos.

En el sureste de Madrid, en Santorcaz, se encuentran las ruinas del Castillo de Torremocha. Construido en el siglo XIV sobre un castillo anterior, dotándole así de una variedad de estilos en su interior. El castillo ha sido utilizado como residencia palaciega, arzobispal y cárcel, en la que estuvieron personajes ilustres como la Princesa de Éboli oel Cardenal Cisneros.

La Torre de Arroyomolinos proporciona un toque tradicional e histórico a este moderno municipio. Esta atalaya incluye los escudos de los señores que ordenaron su construcción en el siglo XIV.

En Villanueva de la Cañada se alza el Castillo de Aulencia o de Villafranca. Un pequeño castillo de origen árabe con seis torres cilíndricas y una del Homenaje. Posee varios pisos, pero en la actualidad sólo es accesible la planta baja. El Castillo de Aulencia fue testigo de primera fila durante la Batalla de Brunete en la Guerra Civil española.

La Torre de Éboli en Pinto fue construida durante el siglo XIV, siendo residencia palaciega y cárcel. Como penal, fue el primer destino de la Princesa de Éboli tras ser ordenada su detención en 1579. Construida con una llamativa piedra blanca mide unos 10 metros de ancho por 30 metros de alto.

En Torrejón de Velasco se encuentra un castillo de pequeñas dimensiones con nueve torres y más otra gran Torre del Homenaje que en la actualidad se encuentra semi-derruida.

Construido durante la Reconquista, el Castillo de Villarejo de Salvanés fue sede del Tribunal Especial de las Sedes Militares, en el que estuvo refugiado el famoso héroe “El empecinado”. Afortunadamente, la Torre del Homenaje se ha conservado hasta nuestros días.

El Castillo de Fuentidueña de Tajo, construido durante la época de dominación musulmana, aún conserva uno de los muros y parte de dos torres.

Más información: Rutas de municipios con castillos